No estás solo. Qué hacer como mamá y papá

Publicado el:
Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

El Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN) nos hace las siguientes recomendaciones para proteger a niños, niñas y adolescentes.

  1. Niños y niñas deben recibir información clara, concisa, acorde a los niveles de desarrollo pero sin minimizar sus capacidades de comprensión.
  2. Nunca podemos mentir ni disfrazar la verdad.
  3. Es importante no solo informar sino escuchar.
  4. Debemos ser cuidadosos de no transmitir excesiva ansiedad o enojo.
  5. Debemos construir una nueva rutina que respete el lugar de cada integrante de la familia con momentos de privacidad y de encuentro.
  6. No podemos visitar amigos ni reunirnos con ellos, pero la tecnología nos ofrece la posibilidad de compartir y conversar con ellos sin riesgo alguno.
  7. Escuchar las propuestas de niños y niñas en cuanto a qué hacer con el tiempo libre.
  8. Es mucho y muy importante en estas condiciones lo que los adultos podemos hacer dentro de nuestras casas. No menos importante es la puesta en marcha de mecanismos solidarios a nivel de las comunidades que aseguren suministros a quienes tienen dificultades para obtenerlos, colaboren con el cumplimiento de las medidas impuestas por las autoridades sanitarias y transmitan en acciones concretas la preocupación de todos y todas por todos y todas.

Sin pretender enumerar soluciones, finalizaremos señalando algunas actitudes que fortalecen nuestra capacidad de afrontar este desafío:

  1. Revisar nuestras formas habituales de comunicación. El aislamiento físico no implica desconexión con otras personas ni colectivos.
  2. Procurar ser más empático. Ponernos en el lugar del otro.
  3. Promover espacios de diálogo intergeneracional al interior de nuestros hogares.
  4. Hacer un uso seguro del internet y demás herramientas tecnológicas disponibles en el hogar.
  5. Proteger el derecho a la salud de niños, niñas y adolescentes, no implica vulnerar ni postergar otros derechos (educación, información, recreación, participación, entre otros).
  6. Promovamos formas dialogadas y acordadas de organización de nuestra vida cotidiana y resolución de conflictos.
  7. Compartamos nuestras experiencias con amigos, vecinos, familiares utilizando las oportunidades que nos dan las nuevas tecnologías.
  8. No olvidemos que si bien no podemos ni debemos salir de nuestras casas, sí podemos elegir cómo estar en ellas.

Fuente: Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN)

Consulta el documento completo aquí

Ayúdanos a prevenir la violencia infantil, comparte este artículo.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email