¿Cómo tratar a una niña, niño o adolescente que ha sido víctima de violencia sexual?

Publicado el:
Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Ante la detección de una agresión sexual, las personas se enfrentan al desafío de proteger a una niña, niño o adolescente que se encuentra ante un terrible sufrimiento, aunado a las barreras que tiene que romper al sentir vergüenza, miedo y en ocasiones culpa al hablar sobre lo que le ocurre. 

Resulta indispensable que las personas que den seguimiento en la atención de los agredidos(as), sean profesionales en la materia y cuenten con la sensibilidad necesaria para entrevistar a niñas, niños y adolescentes, tomando en cuenta lo siguiente: 

  • Escucharlo(a) con atención. 
  • Generar un clima de confianza, tranquilidad y seguridad. 
  • Realizar la entrevista una sola persona, en un lugar tranquilo y privado. 
  • Hacerle saber que no es culpable de lo ocurrido. 
  •  Expresarle que hizo lo correcto al manifestar lo que está pasando. 
  • No acusar a las personas adultas ni emitir críticas y juicios contra el o la agresor(a). 
  • Actuar serenamente, evitando mostrarse afectado por el relato. 
  • No interrumpir al niño, niña o adolescente en su plática. 
  • No pedir detalles de los hechos ocurridos. 
  • No asegurarle a la niña, niño o adolescente, situaciones que probablemente no se podrán cumplir, como por ejemplo que no tendrá que contar ante un juez u otra autoridad lo ocurrido. 
  • Dejar abierta la posibilidad de hablar en otro momento si así lo desea. 
  • Explicarle las acciones que se tendrá que llevar a cabo y su importancia.
  • Hacerle saber que no es responsable de lo ocurrido. 
  • Ofrecerle colaboración y asegurarle que será ayudado por otras personas. 
  • Buscar una institución especializada y con experiencia en violencia sexual infantil que les brinde confianza y atención integral. 
  • Informarle sobre el uso seguro de la Internet y supervisar su uso

Lo que no se debe hacer: 

  • Actuar de forma precipitada o improvisada. 
  • En ningún caso se debe revisar el cuerpo de la niña, niño o adolescente. 
  • Interrogar de manera inoportuna a la niña, niño o adolescente. Insistir para que relate hechos o responda preguntas que no quiere contestar. En todos los casos las entrevistas deben ser realizadas por especialistas en condiciones de protección, de tal modo que no propicien su victimización secundaria (re victimización). 
  • Minimizar o ignorar las situaciones de abuso sexual. 
  • Postergar para otro momento escucharlo. 
  • Pedir que repita lo ocurrido ante otras personas. 
  • Manifestar enojo y culparlo por lo que sucede.
  • Prejuzgar a madres y padres o familiares, o hablar de manera acusadora; inquirir sobre cuestiones de la vida privada de madres y padres que no tienen relación con los hechos y que pueden afectar a niñas, niños y adolescentes.

Descarga el documento aquí: Protocolo para la atención y prevención de la violencia sexual en las escuelas 

Este recurso fue compartido por la CNDH. Puedes visitar su sitio web aquí: https://www.cndh.org.mx/

La importancia de proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Si eres madre, padre o responsable de cuidar a niñas, niños y adolescentes, este ciclo de VIDEO CONFERENCIAS tiene información que necesitas.Sigue las transmisiones #ENVIVO por Facebook LIVE y participa con tus preguntas.¡Te esperamos!

Posted by Alumbramx on Thursday, May 14, 2020
Ayúdanos a prevenir la violencia infantil, comparte este artículo.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email